,

¿Cuál Es La Diferencia Entre Diarrea Bacteriana Y Diarrea Viral?

Aunque La Mayoría Conocemos Sus Síntomas Muchos Desconocen Los Orígenes Y Las Causas Que La Provocan


¿Cuál es la diferencia entre diarrea bacteriana y diarrea viral?

La diarrea es una afección que podemos sufrir en cualquier momento del año y que prácticamente todos, en algún momento, hemos pasado por ella. Sin embargo, y aunque la mayoría conocemos sus síntomas y algunas de las prescripciones que debemos llevar a cabo para sentirnos mejor lo antes posible, lo cierto es que muchos desconocen los orígenes y las causas que la provocan.

 

Principalmente existen dos tipos de diarrea: la que contraemos a través de un virus y la que contraemos a través de una bacteria. A continuación entraremos un poco más en detalle acerca de estos dos tipos de infección:

 

Diarrea viral

 

La diarrea viral o diarrea vírica es una gastroenteritis que presenta los típicos síntomas que todos conocemos: abundancia de heces líquidas, retortijones, posible distensión abdominal, cansancio y debilidad. Los síntomas se inician uno o dos días después de que la persona haya estado expuesta a uno de los virus lo que la provocan. Algunos de los principales son:

 

  • El rotavirus, que afecta principalmente a los niños pero que también contagia a los adultos por área de influencia y que suele encontrarse en las épocas de mayor frío (invierno y principio de primavera).
  • El norovirus, que es el mayor causante de la diarrea (aproximadamente el 90% de los casos de gastroenteritis a nivel global son producidos por este virus). Suelen contraerlo los niños.
  • El astrovirus es otro de los más comunes, también a nivel mundial. Sus síntomas suelen ser leves y de una duración estimada entre los tres y cuatro días.

 

Dependiendo de la persona, la diarrea puede durar de uno a diez días; siempre y cuando sea tratada de forma adecuada, la persona no correrá un problema de salud grave.

 

Diarrea bacteriana

 

Igual que con los virus, existe un grupos de bacterias que son más recurrentes a la hora de provocarnos diarrea.

  • La Salmonella enteritidis es de las más conocidas y se puede hallar en los huevos y en las carnes de ave mal cocidas. También se puede encontrar al tocar ciertos reptiles, aunque la principal causa de contagio es través de alimentos mal tratados.
  • La Escherichia coli también se contrae a través de alimentos o agua contaminados. Suele ser más susceptible de contagiar a niños muy pequeños y su infección, en determinadas circunstancias, puede agravarse bastante.
  • El Campylobacter lo suele contraer los más jóvenes, sobre todo durante los meses de verano. Normalmente se encuentra en alimentos como el pollo crudo o no bien cocinado.
  • La Shigella suele encontrarse en centros médicos y hospitalarios; los niños entre 2 y 4 años suelen ser los más proclives a contagiarse.

 

La mayoría de estas infecciones suelen resolverse en un periodo no más extenso a una semana, dependiendo siempre de la persona y del proceso de recuperación que lleve a cabo. En cualquier caso, sea una diarrea vírica o bacteriana, resulta de vital importancia que la persona afectada se hidrate correctamente y que esté atento por si surgen otros síntomas que puedan sugerir complicaciones.

Artículos Recomendados...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *