,

Signos y Síntomas de la Diabetes Mellitus

En el mundo millones de personas han sido afectadas por la Diabetes Mellitus

La Diabetes Mellitus se divide en dos categorías, a saber, el llamado tipo 1 y el tipo 2, respectivamente. Los signos y síntomas de los dos tipos de diabetes mellitus son similares y se caracterizan en que el nivel de azúcar en la sangre es alto.

En primer lugar, debido a la menor producción de insulina, o bien, ninguna producción, que da como resultado una resistencia a la insulina.

Cualquiera de los casos puede resultar en una cantidad de glucosa inadecuada en las células, donde se pueden identificar ciertos signos y síntomas o fisiopatologías. Estos signos y síntomas de la diabetes mellitus se pueden aliviar rápidamente una vez que la diabetes es tratada, además de reducir las posibilidades de desarrollar problemas de salud graves.

La Diabetes tipo 1:

La principal causa de la diabetes tipo 1 se debe a que el páncreas no funciona adecuadamente resultando una baja o ninguna producción de insulina. Entre los signos iniciales de diabetes mellitus se incluyen náuseas y vómitos. Posteriormente, en etapas más avanzadas, la diabetes tipo 1 conduce a la cetoacidosis en la que el cuerpo comienza a metabolizar el tejido muscular y grasa para obtener energía y como resultado una gran pérdida de peso.

Seguido a continuación, se presenta una deshidratación debido a trastornos electrolíticos. En etapas avanzadas, los pacientes pueden continuar hasta llegan incluso a un estado de coma y en muchos casos, la muerte suele ocurrir.

Diabetes Mellitus o diabetes tipo 2:

Los signos y sintomas de la diabetes tipo 2 y tipo 1 son similares, pero incluyen síntomas más diversificados que incluyen lo siguiente:

  • Polidipsia – un aumento de la sensación de sed debido al aumento de la concentración de glucosa en la sangre, por motivo de que el cerebro recibe la señal para la dilución de la glucosa concentrada en el cuerpo.
  • Poliuria – Aumento de la producción de orina que es el resultado que se da cuando el exceso de glucosa está presente en el cuerpo. El cuerpo trata de deshacerse del exceso de azúcar en la sangre mediante la excreción a través de la orina. Esto también puede conducir a la deshidratación debido a que al estar excretando el azúcar que se elimina una gran cantidad de agua fuera del cuerpo junto con ella.
  • Aumento de la fatiga – Debido a la ineficiencia de las células para metabolizar la glucosa, las grasas de reserva del cuerpo se metabolizan para convertirlas en energía. Cuando estas grasas se descomponen en el cuerpo, se utiliza más energía, por lo tanto, el cuerpo detecta un efecto negativo de calorías, lo que resulta en la fatiga.
  • Fluctuación de peso – Factores como la pérdida de agua (poliuria), glucosuria, el metabolismo de la grasa corporal y las proteínas puede conducir a tener pérdida de peso. Pero también en algunos pocos casos puede haber un aumento de peso debido al aumento del apetito.
  • Visión borrosa – el llamado síndrome hiperosmolar no cetónico hiperglucemico es la condición que se presenta cuando el fluido corporal se extrae de los tejidos, incluyendo el de las lentes del ojo, lo que afecta la capacidad de las lentes para enfocar resultando una visión borrosa.
  • Irritabilidad – Es uno de los signos de un alto nivel de azúcar en la sangre debido al ineficiente suministro de glucosa al cerebro y otros órganos del cuerpo, lo que hace que nos sintamos cansados e inquietos.
  • Infecciones – Ciertas señales del cuerpo se dan cuando hay fluctuaciones de azúcar en la sangre (debido a la supresión del sistema inmune) por infecciones frecuentes de hongos o bacterias, como infección de la piel o de la UTI (infección del tracto urinario).
  • Mala Curación de las heridas – la curación de las heridas depende de las células blancas de la sangre, ya que contiene linfocitos que ayudan en el ataque a las partículas extrañas y a la reparación de los vasos sanguíneos. Sin embargo, con el nivel elevado de glucosa en la sangre, disminuye el florecimiento de las células blancas de la sangre. Esto a su vez da lugar a una disminución del sistema inmunológico que puede afectar a la correcta circulación sanguínea ya que en concepto el aumento de la glucosa contribuye al engrosamiento de la sangre. Aumentando el riesgo de que se presente una gangrena en las heridas.
  • ayudarte a reducir mi nivel de glucosa en sangre. Sergio ilustra claramente la fisiopatología de la diabetes mellitus y te ofrece una profunda revisión de las distintas formas en que se puede mantener el nivel de glucosa en sangre de una forma totalmente natural.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Republished by Blog Post Promoter

Artículos Recomendados...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *